En el presente artículo vamos a exponer las distintas aristas a tener en cuenta, para entender en que se basan las más destacadas compañías de seguro de la región al momento de poner un Precio de un Seguro Barato para un auto, para una moto, para un hogar, o de vida. Cabe aclarar que alguno de ellos, como el de automotor o el de vida en caso de un trabajador, son obligatorios.

Es necesario tener en cuenta como primera medida, que a la hora de contratar algún seguro de este tipo, la comparación de precios entre las distintas empresas que se dedican a este rubro es esencial. Como regla general, las compañías poseen ciertas variables para establecer un monto mensual a pagar: por ejemplo, en caso del automóvil: marca y modelo del vehículo, zona en la que vive y/o trabaja, ocupación, edad del conductor, antecedentes de siniestros, etc. La tarea de comparación es sumamente importante debido a la gran cantidad de oferta que existe en el mercado.

Dentro del abanico de posibilidades para buscar precios de cobertura de cualquier tipo, el primer ítem a definir por parte del cliente es el tipo de cobertura que va a querer contratar, si busca algo simple, y por lo tanto más económico,  o algo más completo que por supuesto tendrá un costo más elevado.

En caso de seguros del hogar hay que tener en cuenta por ejemplo: Ubicación, tipo de vivienda (casa, departamento, dúplex, etc.), el año en la que fue construida, la cantidad de metros cubiertos, el uso que se le da al inmueble (vivienda habitual o segunda residencia) y el tipo de seguridad y protección como ser rejas, alarmas, vigilancia, etc.

Por otro lado para una moto no podemos dejar de prestar atención a las siguientes variables: marca del vehículo, el modelo, el año de fabricación, el uso que se le dé al mismo y principalmente el tipo de cobertura que queremos contratar.

En cuanto al seguro de vida, en lo que se debe hacer foco, es en el tipo de cobertura que el cliente va a solicitar, existen una opción básica y otra opción completa: la primera es más económica en costos y va a cubrir el monto elegido por el cliente en caso de fallecimiento de ésta. Por otro lado, la póliza completa ofrece una cobertura mayor, ya que no solo se hace cargo en caso de fallecimiento,  sino que también responde en caso de invalidez total del asegurado; con esto hacemos referencia a que el si el cliente sufre un accidente o una enfermedad que lo dejará inhabilitado para poder trabajar y por ende generar sus propios ingresos económicos, el seguro indemniza con un monto que se fija al momento de la contratación de la póliza.

Si bien la forma tradicional de cotizar un seguro (sin importar el tipo que sea) aún existe, En la actualidad tenemos otras opciones acordes a nuestra época, las cuales son mucho más rápidas, absolutamente confiables, teniendo la posibilidad de hacerlo sin moverse de la comodidad de su hogar y mucho más rápidas. Las que más sobresalen son los motores de búsquedas online que aglomeran todas las variables de las compañías aseguradoras para que el cliente solo llene un pequeño formulario y en pocos minutos obtiene la cotización de las empresas que haya elegido.