Este artículo intentará dar cuenta de la importancia de un tipo de póliza que es el seguro contra terceros, el cual es obligatorio.  Vamos a describir y explicar cómo funciona esta cobertura sin dejar afuera ningún aspecto relevante. Cabe aclarar que la obligatoriedad de este tipo de seguro se aplica para todos los países de la región Latinoamericana.         

La contratación de las pólizas de seguros obligatorias, como es la de terceros, para automotores, suelen ser anuales, y las mismas se pueden contratar en cualquier empresa que esté autorizada por el órgano de control del rubro. La condición “sine qua non” es que el automóvil esté en condiciones reglamentarias de contratar una póliza.

Las distintas legislaciones de cada país, de manera particular cada una de ellas, pero con coincidencias, aplican en general esta norma de obligatoriedad de seguro para todo automóvil, asó como acoplado de camión y motocicleta. Como mínimo, la cobertura debe proteger a terceros a los que eventualmente sufran algún tipo de daño, así como responsabilidad civil hacia terceros transportados (o no). Es menester dejar aclara que el conductor debe circular con su comprobante oficial que es otorgado por la compañía de seguros, siempre que maneje su automóvil.

Entonces este tipo de póliza obligatoria contra terceros, prevista en la ley, es claramente una cobertura sobre todo lo que pueda suceder al conducir. Es suficiente con que ocurra un accidente y que el automóvil esté asegurado para que la compañía aseguradora responda con indemnización al tercero damnificado.

Una de las preguntas clásicas que se hacen los conductores, es que sucede en el caso que al momento de que suceda un accidente o siniestro, ellos no posean cobertura de ningún seguro contra terceros, ya sea porque nunca contrataron o porque la misma está fuera de vigencia o vencida. En estos casos en el propietario o el conductor serán responsables solidarios por todos los daños que se hayan causado, y en casos que estos carezcan de recursos financieros para hacer frente a la situación o también en las situaciones que el automóvil que produjo el accidente no logre ser identificado, el damnificado no recibirá ningún tipo de resarcimiento.

Acercándonos más a lo que respecta al precio, debemos tener en cuenta que las variables que existen para determinar un monto, si bien pueden cambiar de una compañía a la otra, a grades rasgos son las mismas. Ahora bien, lo que usualmente se tiene en cuenta, son marca, modelo, año de fabricación y a su vez ciertas características del conductor como edad y sexo. Es importante explicar que la edad y sexo van a ser un factor determinante, ya que este mercado trabaja con estadísticas, y las mismas revelan que los hombres entre 25 y 35 años, son los que más se involucran en siniestros.

En cuanto a la forma de contratación, en estos días se está utilizando nuevas maneras de contratar todo tipo de pólizas de seguro, que es a través de páginas webs especializadas que aglomeran a distintas compañías. Completando un formulario sencillo se pueden obtener  diversos presupuestos para la cotización que el cliente necesita.

Para concluir podemos asegurar sin temor a equivocarnos que las empresas de la región que desde aquí vamos a recomendar debido a la calidad de respuesta y servicios ofrecidos al cliente son El Norte, Answer, Mercantil Andina, La Meridional, Mapfre, Allianz, La Meridional, Victoria Seguros, Liberty.